El Oro Nos Sacará de la Pobreza Dijo el Presidente Correa


“Esto nos va a sacar de la pobreza”, aseguró el presidente Rafael Correa, mientras exhibía un lingote de oro. Pero la falta de diálogo y de medidas ambientales, y el exceso exigencias, podrían entorpecer sus planes

El gobierno de Correa cifra grandes esperanzas en la explotación minera bajo los términos de una ley aprobada en el 2009 y negocia actualmente con firmas extranjeras los contratos de explotación de cinco proyectos de gran escala, incluido uno ambicioso para extraer oro que está a punto de concretar con la empresa canadiense Aurelian Ecuador.

La nueva política de fomentar la explotación minera, no obstante, tropieza con las críticas de numerosos sectores, incluidos la Cámara de Minería de Ecuador, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE) -que es la mayor organización indígena del país- y las autoridades de las provincias amazónicas y andinas en las que se negocian los contratos de explotación minera.

Se le cuestiona al gobierno una falta de diálogo con las comunidades aledañas a los yacimientos en la negociación de los contratos, el exceso de trámites burocráticos, las escasas medidas ambientales para proteger a los pobladores de las zonas de explotación y, sobre todo, las exigencias económicas que se hacen a las compañías. Sus detractores afirman que el estado quiere una tajada tan grande de las ganancias que ahuyentará a los inversionistas.

La tensión es tal que hace pocas semanas, mientras Correa recorría en caravana la provincia amazónica de Morona Santiago, el prefecto de la zona Salvador Quishpe increpó al mandatario: “traidor”, “vende patria” le gritó reiteradamente, según consta en las grabaciones de vídeo del percance. Correa se alejó sin responderle.

El gobierno dijo que Quishpe estaba ebrio y el prefecto admitió que se había tomado “unos traguitos”. El dirigente amazónico sostuvo que Correa los había tildado de “ecologistas infantiles” por sus reclamos. “Hay gente que se opone, pero no podemos ser mendigos sentados en un saco de oro”, sostuvo Correa.

El objetivo del gobierno es revitalizar un sector que ha sido mayormente postergado en este país, donde predominaba una minería artesanal, sin tecnología y que causa mucha contaminación. Hasta ahora todos los esfuerzos se habían concentrado en el petróleo y la explotación minera se limitaba a asentamientos informales de pequeños mineros que en precarias condiciones buscaban explotar de forma antitécnica minerales como oro y plata, principalmente en el sureste del país.

De acuerdo con cifras de la Cámara de Minería, en Ecuador existen importantes reservas de minerales como oro (71.667 millones de onzas), plata (3.702 millones) y cobre (75.370 millones de toneladas métricas). Esas reservas podrían reportar al país alrededor de 200.000 millones de dólares al país antes de agotarse, de acuerdo con el presidente Correa.

“Ecuador tiene un enorme potencial minero que no ha sido aprovechado”, declaró a la Associated Press el analista y catedrático de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales Julio Oleas. “Ahora parece que el gobierno tiene interés en desarrollarlo”.

Contratos con Mineras

El gobierno está a punto de sellar un acuerdo con la empresa Aurelian Ecuador, subsidiaria de la canadiense Kinross, para extraer oro en Fruta del Norte, en la provincia amazónica de Zamora Chinchipe, 450 kilómetros al sureste de Quito. Ese proyecto tiene una inversión inicial de 1.100 millones de dólares y el gobierno, que espera extraer 6.4 millones de onzas de oro, recibirá el 50% de las ganancias y regalías anticipadas de 65 millones de dólares, además de inversiones de la compañía por 40 millones en las comunidades de la Amazonia.

Otra empresa canadiense, Iam Gold, explotará la zona aurífera de Quimsacocha ubicada en la misma provincia amazónica, y la compañía San Luis Minerales, también de Canadá, operará en Río Blanco en la jurisdicción de Azuay, a 380 kilómetros al sur de la capital.

Los dos proyectos restantes, Mirador y Pananza San Carlos, están a cargo de las empresas chinas Ecuacorriente y Explorcobre, que explotarán cobre en las provincias de Zamora Chinchipe y Morona Santiago.

Correa reveló que, de acuerdo con los primeros estudios, Morona Santiago tiene presumiblemente la segunda mina de cobre más grande del mundo, detrás de Chile, según publicó la agencia estatal de noticias Andes.

El gobierno de Ecuador aprobó en enero de 2009 un nuevo marco legal para la explotación minera, que exige a las compañías un estudio de impacto ambiental y autorizaciones de la Secretaría Nacional del Agua y del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural para poder operar. Además las obliga a obtener permisos de los ministerios de Transporte, de Electricidad y de Recursos Naturales no Renovables, y exige autorizaciones de las direcciones de Aviación Civil y de Hidrocarburos y de la Secretaría Nacional de Telecomunicaciones.

Yépez señaló que “todos estos trámites burocráticos dificultan aún más la operación de las empresas mineras en Ecuador”, lo mismo que el hecho de “que no existe seguridad jurídica, ni normas tributarias estables”. Señaló además que el requisito que se hace a las empresas de compartir el 50% de sus utilidades y entregar regalías anticipadas es algo que “no existe en ninguna parte del mundo”.

Yépez insinuó que las trabas del gobierno pueden hacer que la inversión extrenjera prefiera a Chile y Perú. Dijo que los inversionistas “han tenido preferencia por invertir en países vecinos debido a la continuidad en políticas de gobierno así como también a las condiciones que otorgan a la inversión extranjera”.

De su lado, el dirigente de Territorios y Recursos Naturales de la organización indígena CONAIE, Mauricio Paqui, señaló que esa organización se opone a la explotación minera a gran escala en cualquier zona del país. “El acuerdo que ha hecho el Gobierno con esas empresas viola nuestras leyes, porque la Constitución dice que los proyectos de explotación minera debían ser consultadas a las comunidades que están cercanas a las zonas concesionadas y eso no se ha hecho”, explicó.

“Queremos que las autoridades del Gobierno vengan a nuestra provincia, se bañen y beban el agua residual que vierten las compañías mineras a los ríos y las vertientes de agua, para que comprueben si hay contaminación o no”, señaló.

1 Respuesta

  1. josé el marzo 15th, 2012 dice:

    La realidad no es la que pinta el Sr. Rafael Correa y peor decir que no sacara de la pobreza eso es una falacia “pan para hoy miseria para mañana”……
    Todo lo que dice correa son puras mentiras y manipulación por los medios, soy de Ecuador y conozcon bien la realidad de aca ….hay represión, presos, insultos, renuncias obligatorias, prepotencia, muertos, etc….

Coméntanos

Auspiciadores

  • Ferreyros
  • Corporación Madrid
  • Rimac Seguros
  • Ausenco
  • Pacifico Seguros
  • Unimaq – Cat Rental Store
  • Plataformas y cama bajas
  • Mazda – Gildemeister
  • Hidrostal
  • VyF Maquinarias
  • Atlantic Bearin Service
  • Mercedez Rent
  • INVERSIONES OCHOA S.A.C
  • Layher
  • GALVANOTECNIA MINERA S.R.L
  • Suministros LK
  • Analab
  • Gramsa Distribuidora
  • Cientifica Andina
  • Mining Machine
  • Compañía Global
  • http://www.impecosmc.com/